Finaliza el contrato de alquiler y los inquilinos no se van

26 marzo 2020 | Seguros ARRENTA |

Una vez llega la finalización del contrato de alquiler, si los inquilinos no quieren irse, bajo ningún concepto se deberá ir al inmueble para cambiar la cerradura.

casa y candado

Cómo echar a un inquilino que no se quiere ir

El cambio de cerradura no es una opción, más allá de la rabieta, este acto podría tener un efecto muy negativo.

Lo que se recomienda hacer es tomar las medidas legales oportunas para que empiecen a tramitar un desahucio por finalización de contrato y así poder echar al inquilino que no se quiere ir.

Podemos encontrarnos con otras situaciones que a primera vista pueden parecer más sencillas de solucionar como, por ejemplo, tener un alquiler sin contrato, aunque no es así ya que, aunque el contrato de alquiler no se haya hecho por escrito, un contrato verbal es igualmente vinculante.

Otra situación posible es el desconocimiento de la duración de los contratos de arrendamiento según la legislación actual y con la actualización de la normativa.

Arrendador

El arrendador debe cumplir con una serie de obligaciones tanto si existe un contrato escrito del alquiler como si se trata de un alquiler sin contrato, es decir que se ha llegado a un acuerdo verbal.

Obligaciones del arrendador:

  • Entrega del inmueble: en el momento de alquilar, se ha de entregar el inmueble en buenas condiciones de habitabilidad
  • Pagos en metálico: en estos casos cuando se cobre la mensualidad se debe entregar un recibo
  • Aviso anticipado: se debe dar aviso con al menos 30 días de antelación al inquilino si quiere finalizar el contrato, siempre y cuando no sea porque el inquilino está incumpliendo con sus obligaciones como arrendatario
  • Derecho de tanteo: quiere decir que si el arrendador quiere vender la vivienda debe ofrecer primero al arrendatario la opción de comprarla y esperar 30 días a tener respuesta
  • Subida del precio del alquiler: Normalmente se fijan las subidas en el contrato, de no ser así, se deben fijar las subidas según la Ley de Arrendamientos Urbanos de España

Fin contrato alquiler

Llegado el momento en el que finaliza el contrato o la prórroga del contrato de alquiler lo lógico es que el inquilino se marche del inmueble haciendo entrega de las llaves al arrendador.

Puede suceder que la tarea de echar al inquilino finalizado el contrato no sea tan fácil porque no se quiera marchar.

Para hacer frente a esta situación se deben tomar las medidas legales oportunas y nunca adoptar medidas agresivas como amenazar verbalmente al inquilino, intimidarle o cambiar la cerradura de la entrada.

El procedimiento cuando un inquilino sin contrato que no se quiere ir, es el mismo que para un inquilino con contrato y en ambos casos se debe recurrir al desahucio en el caso de que el arrendatario no quiera marcharse del inmueble.

Desahucio por finalización de contrato

Echar al inquilino es una situación límite cuando finaliza el contrato y no se llega a un acuerdo de renovación entre las partes.

Si el inquilino no muestra su voluntad para entregar el inmueble recomendamos contratar a un abogado para que tramite el desahucio ya que es la única solución que existe sin incurrir en delito por parte del arrendador.

El abogado redactará y presentará la demanda de desahucio adjuntando la siguiente documentación:

  • Poder para pleita: para que el abogado pueda actuar en nuestro nombre
  • Contrato de arrendamiento: el contrato que se firmó con el arrendatario si no se hizo un contrato verbal de arrendamiento
  • Notificaciones: se adjuntarán todas las notificaciones y requerimientos que se hayan realizado al inquilino previamente
  • Escrituras del inmueble

Una vez se presente toda la documentación junto a la demanda de desahucio, el inquilino en el plazo de un mes recibirá una notificación del Decreto por el que queda admitida dicha demanda, en la que constará la fecha establecida para el juicio y el día en que el inquilino deberá abandonar el inmueble para que tome posesión el arrendatario.

El inquilino por su parte se puede oponer a la demanda de desahucio, pero el juicio se celebrará igualmente y se dictará sentencia.

De esta manera se da por finalizado el proceso de desahucio y las costas del juicio irán a cargo del inquilino.

Siempre sugerimos revisar algunos aspectos importantes a valorar antes de firmar un contrato de alquiler, ya seas inquilino o principalmente propietario para evitar esta desagradable situación.


Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Artículos relacionados

familia firma documento al abogado
Duración de los contratos de arrendamiento según la legislación actual
pareja abrazada
Renovación de contrato de alquiler
firma contrato
Rescisión contrato alquiler
firma contrato vivienda
Prórroga de contrato de alquiler
entrega llave vivienda
Qué saber antes de firmar un contrato de alquiler

Resolvemos tus dudas

Cada uno de los propietarios he tenido diferentes experiencias durante el proceso de alquiler de su vivienda o local comercial. Por esa razón nos ponemos a tu disposición para resolver cualquier consulta directamente.