Gastos deducibles del Alquiler de Vivienda para el Propietario

24 marzo 2020 | Seguros ARRENTA |

El propietario de una vivienda en alquiler tiene la obligación de declarar el ingreso que percibe del inquilino en forma de renta.

Los motivos para alquilar una vivienda pueden ser muchos que normalmente corresponden a diferentes perfiles de propietarios.

calgulando gastos del alquiler

Independientemente del tipo de propietario que seas vas a tener una serie de derechos y obligaciones, entre ellas las relacionadas con el Estado Español y tienen que estar reflejadas cuando se declara en el Impuesto sobre la Renta.

Algunos son inversores que obtienen una renta de sus inmuebles mediante una empresa y otros simplemente son pequeños propietarios que logran alcanzar el objetivo de tener en propiedad una vivienda la cual pueden alquilar y conseguir una renta mensual.

Gastos Deducibles

Según la Agencia Tributaria se establecen una una serie de gastos deducibles, aquellos necesarios para obtener el ingreso por renta, la amortización del inmueble y aquellos bienes cedidos con él.

Debido al gran número de partidas distintas y la complejidad de la gestión de los distintos gastos es recomendable ser muy ordenado con las facturas y tener bien anotado cada una de las deducciones.

Esta serie de gastos no está representada por una lista única y cerrada, por lo tanto los a continuación enumeramos aquellos más comunes y frecuentes.

Enseres y electrodomésticos

Este tipo de artículos pueden deducirse siempre que formen parte de una amortización, la cual supondrá un 10% del total al año por un periodo total máximo de 20 años.

Conviene matizar que debe estar justificada la duración y utilización para un periodo superior al año.

Gastos de Conservación y/o Reparación

Cuando hablamos de reparaciones tenemos que precisar a qué se refiere la normativa con este concepto. Entonces, quedarán incluidos aquellas reformas que incluyan pintura, reparación de instalaciones o la sustitución de algunos elementos.

La deducción de este tipo de obras tendrá un importe máximo deducible equiparable al del ingreso por renta, pudiendo repercutir el resto de la cantidad durante los cuatro siguientes años de la fecha de factura.

Tributos

Algunos tributos locales que son deducibles corresponden a:

  • Pago del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles).
  • Tasas de recogida de basura
  • Tasas de alcantarillado
  • Tasas de alumbrado

También son deducibles algunas tasas y recargos nacionales.

Primas del seguro

Los seguros asociados al inmueble también formarán parte del gasto deducibles siempre que el abono lo realice el propietario. Los principales seguros pueden ser:

Cantidades devengadas por terceros

Existen una serie de servicios extraordinarios que se prestan a la propiedad o comunidad que corresponden a servicios prestados como pueden ser aquellos derivados del administrador de fincas, empresa de seguridad, servicio de jardinería o mantenimiento de las instalaciones.

En el caso que representen un gasto común para un conjunto de propietarios, cada uno podrá deducir como gasto la parte proporcional que le corresponda y basado en el coeficiente de propiedad que le pertenezca.

Gastos de agencia inmobiliaria

Una agencia inmobiliaria puede formar parte de un gasto siempre que ofrezca un servicio único como pudiera ser el pago por la gestión de la búsqueda y gestión del inquilino así como las labores comerciales para presentar el inmueble y negociar con el propietario.

También suponen un gasto para el propietario el pago de una cuota mensual por la intermediación del cobro de los recibos al inquilino y la gestión para cualquier mejora de la propiedad.

Gastos de suministros

Muchos propietarios mantienen el alta de los suministros a su nombre, pero el pago del consumo corre a cargo del inquilino directamente mediante la domiciliación bancaria de este.

Solo en el caso de que el suministro, que puede corresponder a agua, gas o luz, esté abonado por el propietario puede ser deducido y correspondería al 100% del total facturado.

Amortización

Se podrá amortizar un 3% de la amortización de uno de los siguientes gastos, sin incluir dentro de este cómputo el del suelo:

  • Coste de adquisición del inmueble
  • Valor Catastral

Gastos de financiación

Entendemos por financiación una cuota asociada a la hipoteca requerida para la adquisición del inmueble. De esta cuota, los intereses aplicados si se aplican a estos gastos deducibles.

Los gastos de financiación se refieren a la garantía del préstamo hipotecario, gastos de notaría, agencia, etc.

Un seguro de vida que se considere requisito indispensable por la entidad bancaria para financiar el inmueble también puede estar incluido dentro de esta partida.

Certificado energético

El coste para obtener la certificación de eficiencia energética también puede ser deducible en la declaración de la Renta y se incluyen en el apartado relativo a Otros gastos fiscalmente deducibles.

Si en el contrato de alquiler de la vivienda incluye una plaza de aparcamiento o trastero, el propietario también podrá deducir aquellos gastos derivados de su mantenimiento como puede ser la limpieza así como los gastos de agua, luz o seguros asociados si representaran una factura diferente a la del suministro del hogar.


Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Artículos relacionados

Resolvemos tus dudas

Cada uno de los propietarios he tenido diferentes experiencias durante el proceso de alquiler de su vivienda o local comercial. Por esa razón nos ponemos a tu disposición para resolver cualquier consulta directamente.